Cuántas veces hemos escuchado que las unidades de transporte de carga cuentan con GPS para su protección en carretera, con el fin de encontrar el vehículo en caso de un robo, ya que con esta herramienta se puede saber cuál es su ubicación exacta, aunque la realidad es que no solo los camiones lo requieren sino hasta una persona, ante la inseguridad que se vive actualmente.

¿Cómo funciona un GPS?

Un GPS determina la distancia que existe entre el receptor (usuario) y la referencia (satélites).

Los satélites transmiten al GPS los datos de posición, horario de envío, con lo cual se podrá saber las coordenadas de latitud, longitud y altitud.

Es indispensable que el GPS reciba información de al menos cuatro satélites para generar la ubicación actual, de esta manera no solo se ubicarán vehículos, en caso de un robo, sino se podrá rastrear a personas.

En este último caso, si tienes un familiar de la tercera edad, que comúnmente podría tener pérdida de memoria o no llegar a tu domicilio por alguna cuestión de salud, el GPS realizaría la geolocalización para que lo puedas encontrar de forma más rápida.

O bien, si algún miembro de tu familia sufre un secuestro, puedes saber en qué lugar sucedieron los hechos, facilitándole a la policía su búsqueda.

La tecnología GPS ya no es algo nuevo, la cuestión es aplicarlo ante las necesidades que se requieren en la actualidad.

Artículo realizado con información de Simmgps.com.